A día de hoy, según un estudio realizado por Juniper, el mercado de pagos a través de teléfonos móviles supone 400 millones de transacciones, unos 25.500 millones de dólares anuales. Los autores del estudio aseguran que en el año 2018 estas cifras se van a cuadruplicar alcanzando aproximadamente los 180.000 millones de dólares.

El M-payment (o pagos de proximidad) son transacciones realizadas a través de dispositivos móviles y, actualmente, existen básicamente tres modalidades:

  • Pagos mediante SMS o mensajes de texto
  • Pagos mediante tarjetas de crédito integradas en el navegador del teléfoo móvil
  • NFC (Near Field Communications), esto es acercar el dispositivo móvil a la terminal de pago para culminar la transacción.

La consultora Gartner en otro estudio relacionado con el pago por telefonía móvil, asegura que en el año 2017 el 69% de las transacciones monetarias serán a través de un dispositivo móvil. Aunque también reconoce que la adopción de la tecnología FNC está siendo lenta debida a que la experiencia de compra, a través de softwares como Google Wallet o Isis no es óptima y todavía, ha de ser mejorada para que se consolide la FNC. De hecho, se espera que en 2013 el porcentaje de compras a través del teléfon móvil tan sólo suponga un 2% respecto al total.

La situación actual y el futuro en España

Según un estudio alternativo publicado por Forrester Consulting, estas tecnologías se encuentran en plena fase de expansión a nivel global y en países como España. La consultora asevera que el 13% de los españoles con teléfonos inteligentes a su disposición pagan o han pagado alguna vez mediante su dispositivo móvil. Una particularidad de nuestro mercado es que predomina Android como sistema operativo para la realización de transacciones con el móvil, a diferencia de el resto de países europeos donde iOS de Apple es el protagonista.

Aún con todo, la tecnología NFC sigue sin despegar en nuestro país.

En cualquier caso, las operadora siguen intentando hacer sus deberes. Vodafone está desarrollando una plataforma de pagos mediante NFC junto con Visa. Telefónica está en pleno proceso de diseño de un monedero digital en el que se puedan acumular cupones, descuentos, tarjetas de crédito, etc. Por otro lado, Orange se ha aliado con Mastercard para trabajar en el mismo sentido que sus competidores.

Todo ello con vistas a afrontar un escenario en el que el 85% de los establecimientos o terminales de pago aceptarán compras mediante NFC en 2016.